Saltar al contenido
Free Tour Milán

Transporte Público en Milán – Precios y errores habituales

El transporte público en Milán constituye la mayor red de transporte urbano dentro de Italia. Veamos como funciona y como evitar los típicos errores que te pueden costar dinero.

Tipos de transporte público de Milán

Cada tipo de transporte público en Milán funciona de forma diferente en cuanto a la frecuencia y el recorrido, pero el billete es el mismo y vale para cualquier transporte durante el periodo de tiempo estipulado en el billete.

Metro

El metro de Milán es el más extenso de Italia con 94 kilómetros de recorrido, 4 líneas y 111 estaciones. En esta ciudad, el metro es la forma más rápida de comunicación normalmente para recorrer largas distancias. Aquí puedes ver el recorrido exacto de las 4 líneas del metro de Milán.

La frecuencia del metro varía dependiendo de la hora y el día de la semana:

  • Entre diario, en horas con más frecuencia suele pasar cada 2 minutos. En horas con menos frecuencia suele pasar cada 4 minutos.
  • Sábado: entre 5 y 6 minutos.
  • Domingo: entre 5 y 7 minutos.

Cómo puedes observar en el mapa, algunas líneas se dividen en 2 en la parte más exterior de la ciudad. Así que si estás en alguna de las últimas paradas puede que el metro tarde el doble.

Tranvía

El primer tranvía en Milán data de 1841 y hoy puedes ver tranvías fabricados entre 1928 y 1932 circulando por Milán. Son tranvías de la Serie 1500, de los cuales se fabricaron solamente 502 modelos y son muy difíciles de ver, ya que sólo continúan en unas pocas ciudades en el mundo.

Hay 163 tranvías originales de esta época que se pueden ver funcionando por Milán y se pueden tomar con un simple ticket de transporte. Sólo siguen utilizándolos las líneas 1, 19 y 33 (todas pasan por el centro de la ciudad).

El tranvía en Milán generalmente tiene un buen funcionamiento, pero yo he estado en otras ciudades europeas donde hay una vía reservada exclusivamente para el tranvía y esto hace que vaya mucho más rápido. Aquí el tranvía va más lento a al ritmo de la circulación, parando en los bastantes ocasiones por el tráfico, por lo que no es extremadamente rápido.

La frecuencia del tranvía puede ser variable:

  • Entre 3 y 10 minutos. Dependiendo de la hora y de otras circunstancias.
  • El fin de semana puede llegar al doble

Autobús

Otra parte importante del transporte público dentro de Milán, suele ir a un ritmo parecido al del tranvía, aunque un poco más ligero. También esto dependerá del recorrido.

Precios para el transporte público de Milán

Todos los billetes mostrados a continuación son válidos para cualquier tipo de transporte público dentro de la ciudad de Milán (M1 M3): Metro, tranvía o autobús.

  • Billete sencillo de 90 minutos: 2€
  • Billete 24 horas: 7€
  • Billete de 72 horas: 12€
  • Billete de 10 viajes: 18€

Errores típicos habituales

Errores más típicos que los turistas suelen cometer en el transporte público de Milán.

  • Montarse en el tranvía o autobús sin validar el billete o sin obtenerlo por pensar que se compra dentro del transporte concreto. El billete se puede comprar en cualquier estación de metro o en un estanco (verás un cartel con la letra T de Tabaccheria). Precios más abajo. En caso de no validar el billete, la sanción económica supone alrededor de 55€ (pronto pago 39€).
  • Comprar un ticket de 10 viajes pensando que lo podrán usar varias personas, cuando realmente este billete es personal e intransferible. Si lo validas y a continuación lo vuelves a validar sin haber salido, no funcionará. No te ahorras nada prácticamente con respecto al billete sencillo.
  • Comprar un ticket de 24 horas o 72 y luego descubrir que no llega hasta tu zona. Hay ciertas zonas hasta las cuales llega el metro que no están dentro de la ciudad de Milán, son simplemente pueblos muy cerquita de Milán. Para estos lugares tendrás que comprar un billete algo más caro. Si compras uno de 24 horas o de 3 días y vas hasta una zona que no está incluida en tu billete, probablemente no te deje salir.
  • Colocar el billete junto con el teléfono móvil y descubrir que no funciona después. Esto ocurre debido a que la franja magnética se puede dañar con la radiación del teléfono. Si te sucede esto, puedes decírselo al trabajador de ATM que se encuentra dentro de la cabina acristalada al lado de los tornos donde se validan los billetes. Pero a veces no hay nadie y te puede tocar esperar un rato para que llegue y te abra, y si tienes prisa tendrás que comprar otro o perder bastante tiempo.

Si conoces algún otro error habitual o algo que creas que es interesante añadir, dínoslo en los comentarios o envíanos un mensaje.