Saltar al contenido
Free Tour Milán

Palacio Real de Milán

El palacio real de Milán ha visto pasar a lo largo del tiempo a los personajes más poderosos de esta ciudad y de otras partes del mundo, desde la baja edad media hasta el siglo XX.

Historia del Palacio Real de Milán

El palacio real empieza a construirse en la baja edad media, era conocido como Palazzo del Broletto y tuvo el uso de ayuntamiento, el lugar donde se celebraban las asambleas y se administraba la justicia de Milán. Los Visconti lo convierten en su residencia y este papel va consolidándose poco a poco a lo largo de los siglos.

En el siglo XV este palacio era residencia de los Sforza, a pesar de que la residencia oficial fuera el castillo, esta era la residencia principal sin función defensiva de la familia. En aquella época este edificio era conocido como el palacio ducal.

A partir del siglo XVI llegaron a Milán los españoles y también utilizarán este edificio como residencia de los gobernantes en aquel entonces. A finales de este siglo se estableció aquí un teatro, que tras varias restauraciones siguió funcionando hasta el año 1776, cuando se construyó el mundialmente conocido Teatro della Scala.

Durante esta época, este palacio también fue residencia en Milán de la emperatriz María Teresa de Austria, la cual mandará reformar a su arquitecto Giuseppe Piermarini todo el exterior del edificio, estucando la fachada y transformándose en el edificio neoclásico que podemos apreciar a día de hoy.

Después de la independencia italiana, el palacio real acogió a Vittorio Emanuele II y a su hijo. Aunque la familia Saboya no lo frecuentaba demasiado, ya que Milán no recuperó el estatus de capital que tuvo en tiempos de Napoleón (1805). Después de la primera guerra mundial, la familia Saboya se lo cede al estado y se empieza a utilizar para exposiciones de arte.

En la segunda guerra mundial este edificio histórico de Milán fue muy afectado por los bombardeos, especialmente los ataques de agosto de 1943, ahí se perderá gran parte de la decoración y de sus frescos. Sin embargo se ha mantenido el fresco de Napoleón Júpiter, dónde se puede ver a Napoleón con una corona de laurel y un cuerpo bastante más escultural del que tenía en realidad.

Museo Palacio Real

A partir de los años 50, han aumentado las diferentes exposiciones de arte, que continúan hasta el día de hoy. Exposiciones dedicadas a Picasso, Van Gogh y a muchos otros artistas se siguen celebrando aquí a día de hoy. Las exposiciones son temporales, es decir van cambiando con el paso del tiempo, por eso te recomendamos informarte antes de entrar de la exposición que se encuentra en ese momento en el palacio.

Horario

  • Lunes: 16:30 a 19:30
  • Martes a domingo: 09:30 a 19:30