Saltar al contenido
Free Tour Milán

Qué ver en Milán en tres días → conoce la ciudad a fondo

Duomo-de-Milan

Conocer todo lo que ofrece Milán en tres días no será imposible con una buena planificación previa antes de tu viaje. Hoy en Free Tour Milán te explicamos cuáles son los lugares que no debes quitar de tu lista de visitas en esta ciudad de Italia.

Si bien, lo ideal sería contar con más días para conocer todos los lugares turísticos que hay en Milán, no hay nada que pueda impedirte que lo hagas en este período tan corto tiempo.

Primer día en Milán: ¡comienza la aventura!

En este primer día puedes comenzar por ver la ciudad entera desde la Terraza del Duomo. Esta es sin duda, una de las mejores experiencias que podrás vivir y que debe estar incluida en tu recorrido por Milán en tres días.

Mirar el horizonte en esta increíble ciudad, estando en la terraza de la catedral te dará una vista totalmente privilegiada. Desde la segunda nave central más alta del mundo en lo que a catedrales se refiere, visualizarás la increíble arquitectura del Duomo, verás estatuas de todo tipo, desde boxeadores hasta algunos de los personajes más famosos en Italia como lo son: el rey Vittorio Emanuele, el músico Arturo Toscanini, el famosísimo autor de la Divina Comedia Dante Alighieri y muchos otros personajes que probablemente reconocerás por su importancia. También en días despejados podrás ver los alpes y algunos de los rascacielos más altos de Italia.

Otra de las magníficas obras que no puedes dejar de visitar es la Iglesia San Maurizio al Monasterio Maggiore, conocida como “la Capilla Sixtina de Milán. Podrás ver frescos espectaculares pintados por artistas lombardos que fueron discípulos del mismísimo Leonardo da Vinci.

Después puedes ir a ver el museo del Duomo dentro del Palacio Real (la entrada completa para visitar las terrazas lo incluye). Dónde encontrarás esculturas originales del Duomo con su historia, una maqueta del proyecto inicial de la catedral en estilo completamente gótico (sin elementos neoclásicos) y mucho más.

Para finalizar tu primer día en esta aventura de conocer a Milán en tres días, puedes visitar la capilla de San Bernardino alle Ossa, una capilla llena de huesos humanos muy curiosa a 5 minutos de la catedral. Esta parada debe estar en tu lista de lugares que visitar en tu paso por Milán en tres días. De no estarlo, te perderás una de las cosas más interesantes y particulares de Milán, seguramente te sorprenda.

Si sigues con ganas de conocer Milán, puedes ir a ver la iglesia de Santa María presso San Satiro. Su fama se debe a que gracias a la creatividad e ingenio del arquitecto Donato Bramante, por medio de un trampantojo, hizo que esta iglesia se viera mucho más grande de lo que es, para esto creo un falso ábside de 97 centímetros que hacen parecer el espacio como de unos 9 metros de profundidad.

Para cerrar el día, puedes ir a la zona de los canales Navigli, a tomar un aperitivo y probar el famoso Aperol Spritz.

Si te gusta el teatro, puedes ir a disfrutar de una obra en el Teatro alla Scala. Te recomendamos la planificación de tu viaje con antelación, para que de este modo puedas revisar cuáles son las obras que se presentarán para los días que estés de visita y asegurarte de que hay entradas. El teatro sólo cierra unos cuantos días al año, en todo caso, si no hay obra de teatro disponible para esta noche, puedes visitar el museo que está dentro del teatro, pero debes hacerlo durante el día (cuesta 10€).

Segundo día en Milán: enamórate de su cultura

Para comenzar este segundo día con buen pie, puedes comenzar por visitar el Parco Sempione, el pulmón de Milán dónde verás gente haciendo ejercicio y todo tipo de actividades, está en pleno centro justo detrás del castillo. Si atraviesas el parque desde el castillo, llegarás a un gran arco de triunfo conocido como ” Arco della Pace”, iniciado por Napoleón en el siglo XIX.

Muy cerca puedes ver Chinatown (el barrio chino de Milán). No va a ser lo más impresionante que veas en la ciudad, pero a mucha gente le resulta curioso esta pequeña China dentro de una ciudad como Milán. Si te animas, recomendamos ir a la calle Paolo Sarpi, también puede que te encuentres mercados locales por esa zona si vas por la mañana (lunes, martes, jueves y sábado).

Al atardecer, uno de los mejores planes que puedes tener para este segundo día de tu visita a Milán en tres días es ir la zona de “Colonne” y hacer una caminata viendo los restos romanos en Milán. Allí podrás observar las Columnas de San Lorenzo de Milán, junto con la basílica de San Lorenzo, una parte bastante desconocida dónde se encuentran algunos de los restos de lo que fue “Medio Lanum” (nombre de Milán en la época romana).

Este es un lugar lleno de historias y que contrasta bastante con lo que se ve normalmente en la ciudad actual de Milán. Por esta razón, vale la pena trasladarse a esta zona y conocer un poco sobre la historia y tradición de esta increíble ciudad italiana.

Una parte importante de recorrer Milán en tres días es darte el tiempo necesario para degustar su impresionante gastronomía de Milán. Puedes decidir entre un delicioso Rissoto alla milanese, Ossobuco con rissoto, Cassoeula, cottoleta alla milanese, entre otros platillos típicos que te dejarán satisfecho, pero con ganas de volver.

Tercer día en Milán: vuelve a casa con un buen sabor de boca

Al visitar Milán en tres días, probablemente queden algunos lugares por fuera de tu itinerario. Para los amantes de los museos, en esta ciudad tienes una gran cantidad de museos muy interesantes que puedes visitar: la pinacoteca de Brera, la Biblioteca Ambrosiana, Il Mondo de Leonardo o el museo de Ciencia y Tecnología Leonardo Da Vinci.

También está el museo cívico de Arte Natural de Milán, el Museo Arqueológico de Milán o la Galería de Arte Contemporáneo. Existen otras opciones en cuanto a museos que puedes visitar dentro de tu viaje a Milán en tres días, pero estás que hemos nombrado son las más destacadas.

Otra de las opciones que no puedes dejar pasar en tu visita a Milán en tres días es conocer el Cementerio Monumental de Milán. Este cementerio es considerado como un museo al aire libre, pues se trata de un auténtico museo de escultura donde reposan algunos de los personajes más ilustres de Milán y de toda Italia. 

Si no te suena muy apetecible visitar un cementerio, lo entiendo perfectamente, pero mucha gente se sorprende cuando conocen el Cementerio Monumental. Se realizan visitas guiadas para que los visitantes conozcan la importancia de este lugar que puede parecer un tanto misterioso, pero al mismo tiempo lleno de magia.

Antes de terminar tu recorrido en Milán en tres días puedes acercarte al Planetario de Milán, ver las estrellas y conocer sobre las constelaciones y todos sus temas relacionados. Realiza esta visita sobre todo si vas con niños, esta experiencia les encantará.

Aunque la mejor alternativa para conocer la ciudad a fondo rápidamente es hacer un free  tour que te lleve por todos los rincones de Milán y te explique por qué muchos van sin demasiadas expectativas, pero vuelven enamorados de ella. En Cuore tenemos el mejor tour free de todos, ¡consulta nuestras condiciones y reserva tu plaza ya!