Saltar al contenido
Free Tour Milán

Basílica de San Ambrosio Milán

La basílica de San Ambrosio de Milán es una de las más antiguas de la ciudad y de las más importantes, ya que está dedicada a su santo patrón. Se construye en tiempos del imperio romano entre el año 379 y el 386 d.c. por orden de Santo Ambrosio cuando era obispo de Milán.

Historia de la Basílica de San Ambrosio

El lugar de la construcción no es casual, ya que allí se encontraban enterrados algunos mártires cristianos que habían sido ejecutados por los romanos. La iglesia se reforma en el siglo IX y se añaden nuevos elementos en el siglo X, como el majestuoso altar de Santo Ambrosio, realizado con oro, plata y piedras preciosas.

A finales del siglo XI se produce la reforma final que da lugar a la estructura románica que vemos hoy en día. Para la construcción se utilizaron principalmente ladrillos y yeso de la región de Lombardía. En el interior se pueden observar tres plantas y la utilización de bóvedas de crucería. Durante el siglo XII esta iglesia la ocupaban los frailes canónigos, que eran aquellos miembros de la iglesia que ayudaban al obispo en sus funciones.

La basílica consta de dos campanarios: El campanario de los canónigos se encuentra a la izquierda y es el más antiguo, data del siglo XII, el que se encuentra a la derecha fue construido en el siglo XIII. En la entrada de la iglesia se puede observar un cuadripórtico donde se encontraban antiguamente los catecúmenos a los cuales no se les permitía asistir a la celebración litúrgica ya que se consideraba que no estaban preparados para las enseñanzas sagradas.

La columna del diablo

Cuenta la leyenda que un día, cuando Santo Ambrosio era obispo de Milán, se encontraba paseando tranquilamente por las inmediaciones de la basílica y de repente se le aparece el diablo en persona ofreciéndole todo tipo de tentaciones, mujeres, riquezas, los manjares más exquisitos… Santo Ambrosio lo ignora durante un rato y continúa caminando y meditando, pero el diablo seguía insistiendo.

Así que Ambrosio se hartó y le pegó tal patada que lo mando de cabeza a la columna. El diablo se dio de cabeza contra la columna y se le quedaron los cuernos clavados en ella. Después huyó despavorido y juró vengarse. Desde entonces, cada sábado santo por la noche, se dice que el diablo pasa con una carroza arrastrando todas las almas que hayan pecado.

San Ambrosio

El santo patrón de la ciudad de Milán y es muy querido por los milaneses. Este santo no es oriundo de Milán, pero cuando quedó libre el puesto de obispo y estaban pensando a quien elegir, un niño gritó: ¡Ambrosio! Todo el mundo empezó a corear su nombre y él lejos de sentirse orgulloso rechazó el puesto de obispo. Los milaneses lo persiguieron y lo terminaron convenciendo. Es un santo con mucha personalidad que siempre se representa con el puño en alto o con un látigo.

Horario de la Basílica de San Ambrosio de Milán

Abre de lunes a sábado de 10:00 a 12:00 y de 14:00 a 18:30

Precio: Gratis (si te gusta ver iglesias, puedes contribuir al mantenimiento con un donativo)

Abrir chat